No tengo tiempo!

No tengo tiempo!

Es una frase que solemos decir mucho:  No tengo tiempo!

Queremos hacer muchas cosas, conseguir todos nuestros objetivos, pero con todas las cosas que hay que hacer cada día, no nos queda tiempo.

Hay una manera de conseguir tú bien más preciado, el tiempo.

Reducir los compromisos.

Para simplificar nuestra vida es muy importante reducir nuestros compromisos. Reducir compromisos nos cuesta porque nos gusta tener vida social y consideramos que la gente  es muy importante.

Cómo reducir compromisos?

Vamos a ello!

Lo primero, haremos una lista de los compromisos diarios/mensuales.

Anotamos  todos los compromisos habituales.

Trabajo: Tenemos varios compromisos en nuestros puestos de trabajo…

Trabajo extra: Algunos de nosotros tenemos trabajos como freelance, dando clases particulares, entrenando algún equipo… pero en el fondo son más compromisos.

Familia: Podemos jugar un papel como hija/hijo, pareja, hermano …Estas funciones siempre van acompañadas de muchos compromisos.

Niños: Tienen  entrenamientos, excursiones, talleres…Cada uno de sus compromisos es el nuestro también. tutoría con sus profesoras…

Cívicos: Puede que seáis voluntarios en alguna organización o miembros de agrupaciones sin ánimo de lucro. Esto supone muchos compromisos también.

Aficiones: Todo esto viene acompañado de más compromisos.

Hogar: Siempre hay otras cosas que hacer en casa: cocinar, limpiar, sacar al perro….

Haz tu lista lo más completa y personalizada posible

Ahora prepara otra lista de las cosas que son más importantes para ti, como mucho 4.

Familia:  hijos, pareja, hermanos, padres, sobrinos…

Amigos: más cercanos y más lejanos.

Salud: alimentación, ejercicio, dormir…

Lectura: libro, colaboraciones…

Calidad de vida 

Busca las tuyas y haz tu lista.

Selecciona compromisos NO tan importantes

Coge la lista de compromisos y marca aquellos que son más importantes, que se alinean con tus 4-5 cosas importantes.

Del resto, elige el compromiso MENOS importante. Haz una llamada o envíale un mensaje explicando que  no puedes hacerlo.

Podría significar una decepción pero estás creando la vida sencilla que quieres/necesitas, no la vida complicada que los demás demandan de ti. Al reducir este compromiso, estás  creando más tiempo y espacio para las cosas importantes.

Seguimos: Reduciendo compromisos

Di NO al siguiente compromiso menos importante de la lista. Continúa  diciendo que no a un compromiso por día, hasta que sólo queden aquellos imprescindibles con lo que es más importante para ti.

Si hay algún compromiso que te cuesta anular, hazte las siguientes preguntas: ¿Qué importancia tiene para mí? ¿Cómo afectaría a mi vida si yo lo dejara?.

También puedes probar, al menos por un par de semanas, y ver si se puede vivir sin ese compromiso. Pero no dudes en anular manteniendo sólo aquellos que realmente significan algo para ti.

Cada vez que eliminas un compromiso, es posible que tengas una sensación de culpa, porque otros quieren que mantengas ese compromiso. Pero también es un gran alivio, no tener que hacer ese compromiso cada día o semana o mes. Se libera una gran cantidad de tiempo, y mientras que otros pueden estar decepcionados, tú tienes que mantener lo que es importante para ti en mente, no para los demás. Si nos comprometemos a lo que los demás quieren todo el tiempo, nunca tendremos tiempo para nosotros mismos.

Toma la decisión de reducir compromisos, poniendo tus prioridades en primer lugar y encontrando tiempo para ellas.

… si has hecho los ejercicios, díme, ahora…. tienes más tiempo?

Muchas gracias por seguir Cánones de Belleza

No Comments

Post A Comment